Hoy, hace un año

524034.jpg

Te vi llegar con tu blusa blanca. El bar se mostraba tranquilo la noche en que mis amigos festejaban. Nunca supe por que decidiste acompañarnos, querías volver a aquel lugar o querías conocerme. No lo supe. No me importó. Mandé un mensaje a mi amiga para decirle la impresión que me habías dado. Tú pensantes que hacía algo más. Pocas veces se que decir ante alguien que me interesa, no fue la excepción. Pero no quería impresionar, ya me conocias y no había razón para ello. Habíamos hablado y compartido algunas confidencias pero después de esa noche encontramos el pretexto para volver a vernos. Caminamos, buscamos platicar y conocernos, escuchamos a los niños contar chismes amedia noche en aquella plaza que hoy me da tantos recuerdos.

Hoy ya no somos nada más que un recuerdo en la cabeza del otro. Las cosas no siempre salen como uno quisiera. Una lastima pues esperaba tanto de ti y de mi. Desde luego añoro los momentos que invertimos juntos. Contigo descubrí muchas cosas. Entre ellas mi capacidad para amar tanto a alguién. Si logré hacertelo sentir, hoy me siento satisfecho.

Hoy ya hace un año… ya hace un año.

2 comentarios

Archivado bajo Sin razón

Nuevos planes, nuevos horizontes, nuevos retos.

Recibí la visita de un extraordinario amigo de la infancia. Después del bachillerato nos distanciamos y él eligió buscar su destino a como diera lugar. Su determinación le ayudó a labrar una carrera muy exitosa en el campo del desarrollo de sistemas. Ahora se presenta como mi gurú, el experto en esa área en la que yo busco mi fortuna. En cada una de sus visitas me indica el rumbo a seguir y me da una palmada en el hombro para infundirme ánimos cuando veo las cosas negras.

Tengo en vista un nuevo proyecto. Siento la inseguridad de dejar atrás mi zona de confort pero el guante cayó al suelo y lo he levantado. Acepté el reto.  Mi gurú me dejo ver desde su punto de vista, obviamente su experiencia le permite pensar en un curso de acción distinto. Sin embargo, pese a que su idea me parece atractiva, decidí seguir con el plan original y tomar parte de sus consejos para la siguiente fase. El tiempo se viene encima. El cambio es fuerte y confio que todo irá bien.

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que me mueve

Sin etiquetas

Cinco de la tarde. Los minutos pasan lentos. No me encontraba tan ansioso de salir del trabajo desde hacía meses, desde… desde enero para ser precisos. Entonces mi vida estaba llena de magia, todo tenía sentido y a la vez todo era incógnita que quería resolver a lado de ella. Después todo se descompuso. Sufrimiento, insomnio, confusión y muchas lágrimas que no valieron para nada. Fue entonces que apareciste, platicamos toda la noche. Fue un hermoso reencuentro.

Siete años sin saber uno del otro y de pronto se desvanecieron esos tres cientos kilómetros que hay entre nosotros. Aquella noche me diste tu apoyo, yo moría de tristeza y tú de sueño pero me escuchaste y me diste consejo. Noche tras noche repetimos la terápia pero mi alma no quería entender que en aquél juego ya había perdido todo lo apostado. Luego vino el fin de semana, nervioso esperé tu llegadaen la plaza. Llegaste puntual. Me encantó tu cabello flotando con el viento de nuestra ciudad.

Te acompañé a tu departamento. Me enamoré de el desde que abriste la puerta. Me invitaste a conocerlo. Miraba tu librero cuando me besaste. Así empezó todo y esa noche te hice el amor, o tú me lo hiciste a mi, o el amor nos hizo a ambos.

Dejé tu departamento pasada la media noche con la cabeza aún revuelta. Llamaste a mi celular. Coincidimos en que aquello no fue nada más que un par de amigos que necesitaban un poco de cariño, sin embargo ambos sabíamos que no era así. La siguiente semana nos hicimos novios y tres semanas después volvimos a ser solo amigos, aunque en realidad nos estacionamos en un lugar intermedio.

No se que tenemos, no se a donde vamos, no hay etiqueta que nos defina y, a pesar de eso, me haces felíz.

1 comentario

Archivado bajo Sin razón

Activando Spotify dentro de México

Spotify

Spotify se está haciendo muy popular en Europa debido a la manera que tiene para compartir la música. Ofrece audio de excelente calidad y una amplia colección musical, además de ser mucho más veloz en la descarga que servicios de streaming como Last.fm

Sin embargo, sólo está disponible en algunos de Europa. El día en que el servicio llegue a México se ve lejano, gracias compañías discográficas, y hasta que ese suceda deberemos valernos de cosas como la que explicaré a continuación.

  • Obtener una invitación. De momento Spotify es un servicio basado en invitaciones. Seguramente tienes un amigo que ya tenga una cuenta. Pídele una invitación.
  • Descarga el software. Lo necesitas para hacer uso del servicio. Es gratuito, ligero y de interfaz muy amigable. Lo encuentras en su sitio.
  • Descarga Ivacy Monitor. Este software te ayudará a obtener una IP válida del Reino Unido con la que podrás registrarte y usar el servicio. Tendrás que registrarte a Ivacy, el proceso es rápido.
  • Abre Ivacy Monitor. Abre el programa y logueate.
  • Crea tu cuenta de Spotify. Ve al sitio de Spotify y crea tu cuenta. Indica el Reino Unido como tu ubicación e ingresa SE17 2DJ como tu código postal.
  • Ejecuta el software de Spotify. Abrelo y logueate. Ya estás listo para usar el servicio.
  • Cierra Ivacy Monitor. Ya no es necesario tener Ivacy abierto. Durante algún tiempo Spotify funcionará sin problemas luego mandará un mensaje como puedes usar spotify fuera de tu país pero solo por 14 días. Cuando este mensaje aparezca abre ivacy, entra a Spotify y cuando haya cargado cierra Ivacy.

Cualquier duda déjala en los comentarios.

13 comentarios

Archivado bajo Web

de… la Luna

The moon above a lake of digital water por Philipp Klinger

"The moon above a lake of digital water" por Philipp Klinger

Hoy hay Luna nueva. Mañana estrenaremos Luna. Una luna nacerá para morir en veintinueve días. Luego nacerá otra y continuará el ciclo hasta el infinito. Pero, ¿cómo era el cielo antes de que naciera la primera Luna?

Kari me inspiró esta pregunta. ¿Cómo era el mundo antes de que nacieras? ¿antes de conocerte? ¿Antes de besarte? ¿Antes de la primera Luna?

Hubo días sin Lunas. La Tierra navegaba sola. Su compañero, su satelite aún no danzaba a su alrededor entonces. Se necesito de una colisión colosal para hacerla nacer. Nada es seguro, son hipótesis. Pero se cree, por la semejanza entre la composición del suelo terrestre y el de la Luna que esta última es un trozo de nuestro planeta perdido durante la colisión de un gran asteroide. El impacto habría lanzado miles de toneladas de escombros al espacio. Mismos que tiempo después orbitarían la tierra aglutinandose en finos anillos similares a los de Saturno. Hermosa visión -exclamó Kari pues compartimos el sueño de ver un cielo saturnino y contemplar sus anillos-. La gravedad hizo su trabajo, que en este caso es un trabajo lento de cientos de años, y recogiendo pieza por pieza, formó nuestra Luna.

Para nuestra fortuna, la casualidad, o el poder divino y siempre bromista de Monesvol, dotaron a la Luna de ciertas curiosidades. Para empezar, posee la particularidad de tener periodos de rotación y translación iguales. Esto significa que tarda el mismo tiempo girando sobre su eje que girando alrededor de la Tierra. Esto es lo que hace posible mostrarnos sólo una de sus caras. Siempre, cada ocasión, vemos la misma cara con el conejo tatuado. Si sus periodos de rotación y translación fueran diferentes, veríamos diferentes caras en cada ciclo.

La siguiente carácterística es mi favorita. La distancia del Sol a la Tierra es 400 veces más grande que la que hay entre la Luna y la Tierra. Por otro lado el Sol es 400 veces más grande que la Luna. Con esta proporción a nuestros ojos el Sol y la Luna aparentan el mismo tamaño. No tendemos a notar esta simetría más que cuando se encuantran lado a lado o, lo que es mejor, cuando se eclipsan. Eclipsar, ocultar. La Luna se atraviesa en el camino del Sol para cubrirlo y producir un eclipse total o anular.

Hay días en que preferiría ser un selenita y tener todo un astro para mi solo, igual que el Principito. Cuantos lugares por conocer. Establecería mi hogar cerca del Crater Copernico y me tomaría el tiempo para excursionar al Mar de la Tranquilidad y a otros con nombres más caprichosos como el Mar de las Serpientes o el Mar de Las Crisis. Desde luego, el Lago de los Sueños sería mi favorito.

Aceptaré visitas pero, compañía permanente, tal vez la de Kari.

Deja un comentario

Archivado bajo Hablando de...

No es nada de tu cuerpo – Jaime Sabines

"Empty Arms" por Rosemary Barnett

"Empty Arms" por Rosemary Barnett

No es nada de tu cuerpo,
ni tu piel, ni tus ojos, ni tu vientre,
ni ese lugar secreto que los dos conocemos,
fosa de nuestra muerte, final de nuestro entierro.
No es tu boca tu boca
que es igual que tu sexo,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo, en que bebo.
Ni son tus muslos duros como el día,
ni tus rodillas de marfil al fuego,
ni tus pies diminutos y sangrantes,
ni tu olor, ni tu pelo.
No es tu mirada ¿qué es una mirada?
triste luz descarriada, paz sin dueño,
ni el álbum de tu oído, ni tus voces,
ni las ojeras que te deja el sueño.
Ni es tu lengua de víbora tampoco,
flecha de avispas en el aire ciego,
ni la humedad caliente de tu asfixia
que sostiene tu beso.
No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un gramo, ni un momento:
Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos.

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía

Frotándome lija leo un mensaje herido – Humberto Díaz

Alley por mrhayata

"Alley" por mrhayata

Yo no quiero escribir
Poemas
Sino salmodias
Emblemas
Tactos purificantes de
Signos
Rebosantes de silencio
Yo quiero escribir
Oralmente
Me pongo la boca
Desprendida de una Estatua
¡Habla oh escritura
Reconstituida!
Siento
Exhalaciones de
Lenguas
Encaramadas en el
Eco
Quiero emitir mi
Aliento
Chirriante de
Palabras
En el oído de un
Hombre
Que no se dé cuenta
No son palabras
Son raspaduras
Del ave del Agüero
Mis ojos son un poco
Táctiles
Mis manos se secan
En medio de
Sombrías acechanzas
Mis pies están
Envueltos en una
Telaraña que suena
Mi corazón sube y
Baja
En un agua dorada
Saboreándola
Hasta que aparece el
Bronce
Llamándonos /
Ahora
El viento tiene una
Pelambre fúnebre
Husmeo
Restos de hosannas
Mis sentidos
Ya no son
Puramente
Escamas de mi Ser
Los verídicos se
Asocian
Al habla secreta de
Las Quimeras
“Mira
Creo que he envejecido
Los hongos caminan
Sobre mi piel”
“Sí
Uno acaba por hartarse
De su propia
Agonía”
El agua produce
Negruras del
Olvido
El Tigre
Más y más rayas
A veces
Veo que la Luna
Tiene
Mis dos remos
Sólo he producido
Un torbellino de
Calaveras
En el corazón del
Hombre

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía