Nuevos planes, nuevos horizontes, nuevos retos.

Recibí la visita de un extraordinario amigo de la infancia. Después del bachillerato nos distanciamos y él eligió buscar su destino a como diera lugar. Su determinación le ayudó a labrar una carrera muy exitosa en el campo del desarrollo de sistemas. Ahora se presenta como mi gurú, el experto en esa área en la que yo busco mi fortuna. En cada una de sus visitas me indica el rumbo a seguir y me da una palmada en el hombro para infundirme ánimos cuando veo las cosas negras.

Tengo en vista un nuevo proyecto. Siento la inseguridad de dejar atrás mi zona de confort pero el guante cayó al suelo y lo he levantado. Acepté el reto.  Mi gurú me dejo ver desde su punto de vista, obviamente su experiencia le permite pensar en un curso de acción distinto. Sin embargo, pese a que su idea me parece atractiva, decidí seguir con el plan original y tomar parte de sus consejos para la siguiente fase. El tiempo se viene encima. El cambio es fuerte y confio que todo irá bien.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que me mueve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s